la vida no tiene precio

Sasieta y su prueba de fuego 2.0

Publicado: 2009-09-08

Lo ocurrido con la congresista Rosario Sasieta es el mejor ejemplo de como un político puede resbalar feo en la red. Al margen de la denuncia sobre maltrato a una de sus trabajadoras, queda claro como la improvisación puede jugar en contra. Ser un político 2.0 no solo significa lanzar tweets carismáticos cada cinco minutos, o ingresar a Facebook para hablar de lo bien que están haciendo su labor parlamentaria.

Una vez que ingresas a Internet te la estás jugando. Preguntas incómodas, aluvión de críticas y cargamontón. Los elogios están medidos, porque además está claro que los políticos en la región –y en el mundo en general-generan desconfianza.

Por eso, en otros países los políticos se lanzan a las redes con un equipo de comunicadores que desde el arranque trazan una estrategia ante casos de emergencia.

Preguntas básicas:

¿Está preparado para que lo cuestionen?

¿Qué dirá si lo insultan?

¿Cómo responderá en Twitter o Facebook ante una denuncia (falsa o verdadera)?

¿Qué es transparencia para usted?

¿Tendrá secretos con sus seguidores?

¿Está en capacidad de responder con la verdad a todas las preguntas que puedan surgir?

¿Está dispuesto a salir de inmediato a las redes en caso de un escándalo?

Presumo que Sasieta jamás se hizo alguna de estas preguntas, y se lanzó al ruedo con el mejor de los propósitos sin imaginar lo traicionera y devastadora que puede ser la opinión pública cuando toma las redes sociales. Los ciudadanos que hoy están en la redes generando contenidos y participando en debates llegan a ser –en ocasiones- más piedra en el zapato que los propios periodistas en una conferencia de prensa. Y hay que reconocerlo.

Tras guardar silencio en la red de microblogging, la congresista reina del twitter apareció ayer -días después de la denuncia que comenzó a circular el viernes-. La expectativa fue grande, como era de esperarse.

Sasieta se sometió a un ‘juicio’ público en Twitter, pero se escapó haciendo click sin resolver todas las interrogantes. El escenario en otra dimensión me recuerda a cualquier conferencia de prensa de esos políticos que aceptan las preguntas amables y dan la espalda cuando el terreno se torna difícil.

Lección: Si eres político y pretendes ingresar a las redes sociales –siguiendo la ruta de Obama- no improvises. Recluta gente que pueda salvarte en situaciones de emergencia, que te aconseje qué pasos seguir y, sobre todo, renueva tu compromiso de transparencia.

Conclusión: Sasieta no pasó su prueba de fuego 2.0.

Más:

Guía para ser un político 2.0 en Perú.21

Marco Sifuentes y la dura ley

Ojo a este tweet

¿Qué pasó con Rosario Sasieta en el Twitter? En POSPOT

Una opinión sobre la participación de Sasieta en Twitter.

Twitter arma de doble filo en La Vida en Internet


Escrito por

Esther Vargas

Periodista, blogger y especie casi siempre estoy conectada. Soy editora de la sección Ciudad del diario Perú.21, escribo una columna de sexo todos los miércoles, sigo una maestría en periodismo digital en el Instituto Universitario de Posgrado de España, escri


Publicado en

clases de periodismo

periodismo digital, twitter, técnicas de redacción, medios, web 2.0 y algunos caprichos